3 factores que favorecen el TDAH en niños

3 factores que favorecen el TDAH en niños

3 factores que favorecen el TDAH en niños

Hoy queremos adentrarnos en una de nuestras especialidades como psicólogos, hablando sobre 3 factores que favorecen el TDAH en niños.

El DAH

El Déficit de Atención e Hiperactividad (DAH) es, casi total seguridad, de origen genético, hereditario y, por tanto, quien lo tiene nace con él. Esta condición se identifica por sus 3 características conductuales más sobresalientes:

  1. Hiperkinesia y/o Hiperactividad. Una persona con DAH le cuesta estar parada o sin hacer nada.
  2. Cambios de Atención Frecuentes.
  3. Escasa Reflexividad (o, para algunas personas, excesiva impulsividad).

Uno de los puntos de vista al respecto, que nosotros compartimos y defendemos, es que la condición DAH no es ninguna enfermedad ni un problema en sí misma. Sería una más de las formas que tenemos las personas de diferenciarnos a nivel genético, fisiológico y temperamental.

Entonces… ¿por qué nos mandan al neurólogo o a psiquiatría si se sospecha de TDAH?

El origen del TDAH

Quien haya prestado atención, se habrá dado cuenta de que hemos usado dos conjuntos de siglas: DAH y TDAH. Es algo totalmente deliberado.

El Trastorno por Déficit de Atención (TDAH) no es ni genético, ni hereditario ni algo con lo que nace nadie. Únicamente hablaríamos de que existe un Trastorno cuando el hecho de tener DAH esté implicando que la persona tiene problemas a nivel:

  • Académico (no aprende)
  • Social (le rechazan los iguales)
  • Familiar (genera gran malestar y problemas de convivencia)
  • Personal (la persona con DAH se siente terriblemente mal consigo misma)

Por lo tanto, para nosotros, el Trastorno sería de carácter temporal y situacional, caracterizado por deberse a un problema de adaptación o ajuste entre las características de un determinado contexto y las del individuo con DAH.

El origen del TDAH

3 factores que favorecen el TDAH en niños

Hay muchos factores que favorecen los problemas de adaptación y, por tanto, el TDAH en los niños. Os vamos a dejar tres principales

  1. Falta de conocimiento. La falta de conocimiento y sensibilidad acerca de las características de las personas con DAH favorece que, erróneamente, sean recriminados o sancionados por unos comportamientos que no pueden evitar, igual que el resto no podemos evitar pestañear.
  2. Hiperexigencias. La sociedad y sus normas se organizan alrededor de “la dictadura de la mayoría”, de lo normal. Quizá para el 80% de los alumnos de 10 años sea razonable tener clases que les exigen atender a largas explicaciones y permanecer sentados durante 50 minutos. Pero, para una persona con DAH, eso es una hiperexigencia, como también puede serlo permanecer sentada y callada durante 90 minutos en el cine, en un viaje en autobús, etc. Cuando son castigados o recriminados por ello, se empieza  a precipitar el Trastorno.
  3. La presencia de otros déficits. No poder atender durante todo el tiempo que dura la clase o mientras estás escuchando a un amigo contactarte sus problemas, pueden suponer una dificultad a largo plazo. Pero ésta bien podría verse compensada con un elevado nivel intelectual o unas adecuadas habilidades sociales. Cuando la condición DAH se junta con otros déficits en capacidades, habilidades o del medio familiar y social, el riesgo de que aparezca el Trastorno asociado aumenta.

Vistos estos 3 factores que favorecen el TDAH en niños, como siempre os decimos, en el Grupo ALBOR-COHS no trabajamos con diagnósticos ni etiquetas, sino con personas con unas características y circunstancias únicas. Por esa razón, no nos limitamos a ofrecer tratamientos para el TDAH. Realizaremos una Evaluación y Valoración Integral del caso, proponemos un plan de solución del trastorno (si lo hubiera) o de prevención. Y, para ello, disponemos de todos los recursos necesarios, de nuestra propia elaboración.

Albor Psicología
info-alcala@gac.com.es
Sin comentarios

Publicar un comentario

20 − 17 =