El Deporte y la Psicología

el Deporte y la Psicología

El Deporte y la Psicología

Hoy en este post os hablamos sobre el Deporte y la Psicología tras la reciente retirada de los Juegos Olímpicos de Simone Biles.

Preparación psicológica para deportistas

Citius, Altius, Fortius (más rápido, más alto, más fuerte) reza el lema de los Juegos Olímpicos. La vida de cualquier deportista siempre consiste en tratar de sacar más para mejorar su rendimiento, pero ¿hasta dónde?

Pedir más sin establecer un límite máximo es asumir que la capacidad de alguien es infinita. Podríamos asumir que esto se hace, precisamente, con la idea de averiguar dónde está el límite de esas capacidades, pero una vez alcanzado (o rebasado), ¿seríamos capaces de reconocerlo? ¿Seríamos capaces de admitirlo y aceptarlo aunque no sea lo que esperamos?

La retirada de Simone Biles de los juegos olímpicos abre de nuevo un debate que, aunque no es nuevo, sigue sorprendiendo. Suponemos que es así debido a que se conoce muy poco de lo que ocurre entre bambalinas en cuanto a preparación psicológica de los deportistas se refiere.

No conocemos un solo deportista, ni amateur ni profesional, que no reconozca, en público o en privado, que sus mayores dificultades pasan por la preparación y el rendimiento psicológico dentro de su deporte. Cualquier deportista honesto consigo mismo sabe que lo que le ha ocurrido a Simone Biles podría ocurrirle también. Y sin embargo sigue siendo, quizá, uno de los mayores tabúes del deporte y la sociedad. ¿Por qué?

La investigación más rigurosa en psicología dio la clave fundamental para entender nuestro comportamiento está en lo que sucede justo después. En las consecuencias.

el Deporte y la Psicología

El Deporte y la Psicología

Tras el abandono de Biles podemos hablar de un apoyo mayoritario sobre su retirada de los juegos olímpicos, con ríos y ríos de tinta tratando de explicar y entender lo ocurrido al tiempo que reforzando y admirando su valentía. Pero internet, como la mayor herramienta democrática de expresión, puede convertirse rápidamente en un patíbulo para el juicio popular. Aunque este no represente a una mayoría, sí puede terminar siendo más influyente y ruidosa que esta, y algunas opiniones de personajes públicos y no tan públicos, son sonrojantes.

Sea como fuere y resumiendo, la consecuencia inmediata de la retirada de Simone Biles ha sido un juicio público brutal sobre si estaba bien o no el acto de retirarse. Un debate cruel e irrespetuoso que recae, seguramente, sobre los aspectos más importantes y sensibles de su vida. Y, si como bien explica la psicología, las consecuencias de un comportamiento son aversivas (dolorosas o indeseables) para quien lo emite, este comportamiento tenderá a suceder con menor frecuencia.

Juicios por asistir al psicólogo

Es decir, como sociedad estamos castigando el debate de la salud mental en nuestros deportistas. Y no solo la de ellos. A menudo juzgamos a cualquier personal, normal y corriente, por acudir a recibir asistencia psicológica (más personas de las que imaginamos piden discreción en consulta para que nadie sepa que están allí). Es más, incluso nos juzgamos a nosotros mismos por vernos débiles, por no poder dar más de nosotros ni ir más alto, ni mas rápido, ni más fuerte. Todo esto hace que parezca que acudir al psicólogo es lo mismo que admitir una derrota. Lo mismo que retirarte de la final de unos Juegos Olímpicos.

Y a pesar de ellos, seguimos poniendo etiquetas como “generación de cristal” para hacer sentir más dolor a quien ya le duele. Y también seguimos sin dar crédito a que el suicidio sea ya la principal causa de muerte entre los jóvenes.

Seguimos sin entender la importancia de este asunto porque, a pesar de que buscamos poner límites en el resto de ámbitos, nos resistimos a aceptar que nuestras capacidades psicológicas también los tienen.

Citius, Altius, Fortius sería un buen lema que adoptar en los servicios psicológicos, porque más rápido, más alto y más fuerte es como debería llegar a ser este servicio, antes de que muchas vidas se trunquen. Y ya no solo hablamos de suicidio, sino de los auténticos dramas que sufren a diario millones de personas a causa de un desajuste psicológico.

La noticia no es que Simone Biles abandone una competición, la noticia es que la salud mental siga siendo noticia.

Albor Psicología
info-alcala@gac.com.es
Sin comentarios

Publicar un comentario

5 × cuatro =